Tres meses hartos

Lamentablemente, tuvimos que suspender nuestro concierto en Valencia por motivos de salud.

Fue la Gripe A, nada más y nada menos, la que nos ha tenido fuera de juego ya casi tres meses. En enero la sufrimos, pero después la infección se trasladó a los oídos, y el médico nos dijo que teníamos que estar tres meses sin tocar, sin ensayar, sin escuchar música, y hasta sin viajar, porque podían explotarnos los tímpanos, y eso, amigos, no es cosa de broma.

Después fuimos a un otorrinolaringólogo muy molón, nos lo recomendó Juan Vitoria, y el facultativo nos metió un tubo por la nariz tanto a Iván como a mí, una experiencia espeluznante pero que arrojó un poco más de luz sobre el asunto. La cosa no era para tanto, pero aún debíamos cuidarnos un poco. Pero al menos no fue tan catastrofista como el primer médico, así que vamos a empezar por los acústicos, que siempre son menos duros.

Llevamos sin ensayar con Luis casi tres meses, espero que podamos ponernos de nuevo en marcha. De momento vamos a empezar por lo pequeño, no vaya a ser.

Pues eso, pronto tocaremos en Valencia, en acústico y en eléctrico. Pero no podemos ir más deprisa que nuestros cuerpos.

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest


Escribe un comentario


Los comentarios están cerrados.