Comprar en iTunes
La gran alianza — La carne y el acero
Fecha de lanzamiento : 20. 11, 2011
Sello : Autoeditado/ Tráteme de Usted
Lista de canciones:
  1. Si yo tuviera un martillo
  2. Días de Trueno
  3. Roja Directa
  4. Cien años de perdón
  5. Por si nos matan
  6. Enfermos
  7. La Liga Norte
  8. De todo a todas horas
  9. El Espejo del Alma
  10. La Peste
  11. Bala de Conversación


La Carne y El Acero


“La Carne y El Acero” fue el primer larga duración de La Gran Alianza. Producido y masterizado por Joaquín Pascual en Albacete durante 2011, el disco se editó en edición especial y limitada de 250 copias, todas ellas numeradas, y que incluía once canciones divididas en dos cds distintos. La cara A, “La Carne” y la cara B, “El Acero”, intentaron emular la clásica distinción de los Lps tradicionales.

El disco recibió las mejores críticas en la prensa nacional especializada, en medios como Rocdelux, Mondosonoro o Radio3.  Si bien se puede descargar de forma libre y gratuita, aquí tienes la opción de comprarlo en edición física.

 

Hoja Promocional “La Carne y El Acero”

 

“Las  canciones,  las  tan  necesarias  canciones.  Siempre  son  ellas,  las  responsables  y también  las culpables de que  las cosas salgan bien o salgan mal. En cualquier caso, a veces también intervienen elementos ajenos a ellas, pero sin una base sólida no hay nada que hacer, ningún sitio de donde rascar. Ellas -las canciones- son las que mandan, las que determinan tu suerte, y las que se plantan ante ese implacable juez llamado destino.

Y tras las aventuras pretéritas de los músicos que forman esta sana alianza, solamente el destino, sus designios y sus caprichos, son los que han querido y propiciado que “La Carne Y El Acero” sea ahora una realidad. Palpable y verídica. Con sus fantasmas y sus anhelos.  Sus verdades y sus contradicciones. Y sus historias, que son  las que  realmente  importan,  las que ellos nos cuentan con una honestidad brutal y una sinceridad abrumadora en estas canciones.
De  nuevo  ellas,  once  en  total. Once  cortes  en  los  que  salen  a  colación  sus  influencias,  su educación musical y cultural, muchas de ellas que son de grupos de mediados de los ochenta hasta principios de los noventa, con una tendencia bastante clara que va en línea recta. De Joy Division a Galaxie 500, pasando por Yo La Tengo o Ride. Sonidos tejidos sobre alfombras en el que dominan los colores oscuros, con tonos que invitan a la asfixia y al desorden mental. Pero de  vez  en  cuando  asoma  un  rayo  de  luz,  ese  que  reclamaba  injustamente  (o  no)  el  vecino impertinente en la película “El Hombre De Al Lado”, pero en este caso es de recibo demandar ese  poso  de  esperanza,  de  brillo,  de  equilibrio.  Sombras  que  de  repente  se  convierten  en rasgos que son más luminosos y esclarecedores. Y todo ello es debido a dos factores: al gusto por  la melodía por un  lado, y a  la voz de Vanessa Prado por el otro. Y gracias a ella, es  fácil adivinar el porqué  también podemos pensar en Come, Mazzy Star o Throwing Muses cuando hablamos de la música de estos valencianos.

En  la música, así como en el arte en general, es preferible no encasillarse y encontrar nuevos  estímulos  y  retos  a  los  que  atreverse.  Y  eso  lo  da  la  suma  de  experiencias,  las personales  y  las profesionales, aunque ellos  sean  aún  jóvenes  y  con un  camino por delante con muchas montañas por subir, cotas que son de primera categoría, pero encontrarse de vez en cuando con  terrenos más  llanos dónde pedalear más  ligero  les va a  facilitar dicha  labor. Y
luego  lo  dicho,  las  canciones.  Otra  vez  ellas.  Y  aquí  hay  unas  cuantas.  Divididas  en  dos bloques, como antiguamente en esos vinilos tan reivindicados a día de hoy. De “Si Yo Tuviera Un Martillo” a “Enfermos” por el extremo izquierdo, y por el derecho de “La Liga Norte” a “Bala De  Conversación”.  Y  Joaquín  Pascual  que  es  el  pegamento  entre  ellos  y  su  música,  el encargado en sacarle todo el jugo a tan excitante propuesta”. Toni Castarnado Linde