Blog

La edición

Autoeditamos el disco. No recuerdo bien si buscamos mucho, pero pienso que no, porque ya estábamos un poco cansados y además teníamos prisa por sacarlo. Acabamos de grabarlo y de masterizarlo y en un par de meses ya estaba circulando. Lo editamos con un estuche un poco especial que yo encargué a Estados Unidos y que fabricamos manualmente, hicimos una tirada de 250 copias dobles, porque dentro del estuche iban dos discos, uno con “La Carne” y el otro con “El acero”. Creo que solamente quedan unas pocas copias, quizá una docena, no más, porque se fueron un montón de ellas en promos y las otras las vendimos o las regalamos. Para la portada yo estaba buscando una cara femenina,…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

La Liga Norte o cómo Joaquín me hizo llorar de emoción

La canción “La Liga Norte” es una de las primeras que escribí cuando empezamos el proyecto, y por entonces estaba saliendo de la depresión, eso ya lo he contado en otros post. Cuando presentaba la canción en directo, solía hacerlo diciendo que iba dedicada a la gente del norte de la provincia, de unos veinte kilómetros al norte hasta unos cincuenta. Obviamente, la letra es una venganza hacia la gente que me había hecho daño durante los años anteriores y que, precisamente, todos viven en ese espacio de treinta kilómetros al norte de Valencia. Estaba pensando en ellos cuando la escribí, pero no me salió tan amarga como “Roja Directa”, más bien me salió, como decía Joaquín, “romántica”. Con todos…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

La Carne

“Si yo tuviera un martillo”, “Por si nos matan”, “Enfermos”, “Cien años de perdón” y “Días de trueno” fueron las cinco canciones que grabamos. Se quedaron fuera canciones como “Máquinas de matar”, “El amor, las mujeres y los grupos” o “Enviado Especial”, y alguna más que después retomamos como “Que parezca un accidente”. Joaquín nos propuso que esta grabación la hiciéramos en otro sitio, en una casa rural que tenía un amigo suyo en Chinchilla de Monte-Aragón, que estaba a unos veinte minutos de Albacete. En la casa había dos pisos, el de arriba, que era donde estaban los dormitorios, y la de abajo, que tenía un salón enorme donde montamos la sala de grabación, con una habitación anexa donde…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

De como un Ep se acabó conviertiendo en un Lp

Las seis canciones que grabamos en enero se masterizaron un par de meses más tarde. No teníamos demasiada prisa, así que no había problema. El problema fue lo que pasó en los siguientes cuatro meses.   Lucas lo estaba pasando realmente mal económicamente, así que empezó a retrasarse en los pagos del local. Estaba hecho polvo y, pese a que teníamos algunos bolos y poco a poco íbamos haciendo cosas, estábamos atascados. En una banda es algo normal que cuando uno de los componentes tiene problemas, todos lo acusen, y este caso fue uno de esos. Las cosas no iban bien, yo le dí muchas vueltas pero no veía una salida, y entre nosotros hablamos muchas veces y nada, no…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

El acero

De esas seis canciones, cinco formarían parte de lo que después llamaríamos “El Acero”, una especie de cara B del primer disco. Por supuesto, en aquel momento no teníamos ni idea de que eso luego iba a ser así, pero cuando pensamos en ir a grabar teníamos sólo unas pocas canciones y muy poco dinero, además de que no podíamos permitirnos faltar al trabajo tantos días como exige la grabación de un Lp, por eso pensábamos que aquello iba a ser un Ep. La banda llevaba muy poco tiempo en marcha, porque aunque nos habíamos formado en 2009 yo estaba saliendo de una fuerte depresión y de un montón de problemas de salud que no nos habían permitido hacer demasiadas…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

La grabación

Teníamos canciones, pero no demasiadas como para elegir, así que nos pusimos a preparar bien las que teníamos. Yo estaba llena de dudas, porque sabía que las canciones cambian mucho de lo que tienes a lo que al final se acaba grabando, y de hecho eso era lo que queríamos por encima de todo, pero estaba muy insegura. Para colmo, Luisete estaba hecho un manojo de nervios también, porque él también estaba flipado con Mercromina y los Surfin´Bichos y grabar con alguien como Joaquín era algo que él pensaba que le venía grande. Creo que, menos Lucas, estábamos todos muy nerviosos. Pero íbamos a grabar en La Sala de Máquinas, ese mítico estudio de grabación con el que fantaseábamos, en…

Leer más

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest

1 2 3 4 5