Al borde de la vida

Durante mucho tiempo estuve pensando que la endometriosis me había partido la vida por la mitad. Ya no solamente por la primera cirugía, que me supuso enfrentarme a la muerte directamente y que me puso en un estado psicológico del que me llevó años recuperarme, sino también porque me hizo tomar conciencia de que yo tengo una dificultades añadidas que me impiden ser “normal”, llevar una vida normal. Eso es algo que me ha costado mucho entender, y que a veces aún no termino de asumir.

Cuando estaba pensando en el título del disco, tenía, como siempre, muchos candidatos, pero un día me vino la idea a la cabeza de que siempre había estado pensando en que estaba al borde de la muerte, como si la muerte fuera un enorme precipicio y yo estuviera siempre en el filo, a punto de caerme dentro, y entonces pensé que la terminología es muy clara, estar al borde de algo, estar a punto de algo, como morir, es una visión tremendamente sesgada por mis vivencias personales. Y llegué a la conclusión de que, después de todo lo que había pasado durante la grabación, de la desesperación por seguir adelante y de la conclusión de los hechos, en el fondo todo eso era vida, mejor o peor, pero vida al fin y al cabo, por eso empecé a pensar que la vida está siempre ahí, igual que la muerte, pero que dejarse llevar por la idea del vacío, del sesgo, de la pérdida, eso es un error.

Si alguna vez hemos estado al borde de la muerte, cuantitativamente estamos muchísimas más veces al borde de la vida, de hecho estamos al borde de la vida contínuamente, salvo en algunas ocasiones muy concretas y especiales. Es mucho peor desperdiciar la vida teniéndola que cerrarse a la idea de que la vida se puede perder en cualquier momento. Yo estuve mucho tiempo pensando en mi experiencia con la muerte, y ese tiempo lo malgasté porque no pensé en la vida que tenía por delante. Siempre estamos al borde de la vida y de la muerte, incluso los que no están enfermos. Echar a perder la vida por culpa del miedo es un error. Y por eso titulé el disco así, porque pensé que cometemos errores así constantemente, y es una putada, porque la vida puede ser maravillosa si sabes vivirla.

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest


Escribe un comentario


Los comentarios están cerrados.